ICAL. El vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo, en una reunión con la Asociación de la Empresa Familiar.
ICAL. El vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo, en una reunión con la Asociación de la Empresa Familiar.

Lo polémica está servida. El vicepresidente de la Junta y líder de VOX en Castilla y León, Juan García-Gallardo, ha sido claro: quiere que el PP se oponga “política y jurídicamente” al reparto de menores extranjeros no acompañados que se va a debatir en la sectorial de infancia.

Una petición para poder mantener el pacto de gobierno que tienen en la comunidad y en otras autonomías de España. García-Gallardo le ha pedido a Alfonso Fernández Mañueco, presidente de la Junta y líder popular en la comunidad, que tenga “altura de miras” y que  valore la, a su juicio, "lealtad y generosidad” de VOX con otras cuestiones dentro del ejecutivo.

El número uno de los verdes la comunidad ha insistido en que esta cuestión “no es tan sencilla” y una decisión así “no se toma dice en dos tardes”. Lo que tiene claro es que, para VOX, la política migratoria es algo muy importante y tendrán que analizar la postura del PP. Juan García-Gallardo tampoco descarta abandonar su cargo si es preciso. "Que no le quepa duda" respondía a un periodista, a lo que posteriormente añadía: "Si nos hacen escoger entre el honor y los barcos, escogeremos el honor".